Parcial domiciliario

 

  • crewd-2001-ed.-10-untitled-ophelia-1024x817Significado denotado:

 

Ya que se trata de una imagen demasiado complicada para describir debido al abarrotamiento de los objetos, me pareció prudente dividir el desarrollo de la denotación en cuatro cuadrantes.

Para empezar, puedo mencionar que los dos cuadrantes superiores tienen un gran empapelado floreado lleno de manchas de humedad. Ya hablando más específicamente, la escalera del cuadrante superior izquierdo tiene tres retratos colgados a diferentes niveles de la escalera y, en el borde de la baranda, se ve apoyada una tela que bien podría ser una toalla. Además,  hay una ventana que, si bien deja entrar algo de luz, tiene las cortinas y persianas cerradas. Inmediatamente debajo de ésta se ve un mueble de madera y, en los primeros escalones, unas pantuflas blancas o rosas. Más abajo en este mismo cuadrante, hay una biblioteca mayormente llenada con libros pero también con otras fotografías, un reloj y un tocadiscos. Finalmente, se puede mencionar la lámpara de pie prendida y parte del sillón verduzco que tiene encima unas almohadas rosadas y una sábana celeste.

En el cuadrante superior derecho hay una segunda y tercera ventana que cumplen con las mismas características que la anterior. Aún así, hay otros elementos como un colgador de ropa, una planta caída flotando, un sillón individual y una mesa de la cual sólo se ve el teléfono y otro velador encendido. Uno de los objetos más imperceptibles de dicho fragmento es la vela falsa al lado de la puerta.

Ya para terminar la descripción denotativa de la imagen, puedo decir que, en general, los otros dos cuadrantes inferiores están más que nada ocupados por el agua que inunda el cuarto y refleja todo los objetos ya descritos. Tampoco se podría omitir la presencia de la mujer o de la mesa con los libros, el vaso de agua o el salero, pero a decir verdad, la cantidad de elementos es menor que en los fragmentos superiores. . 

 

  • Significado connotado:

 

A continuación se realizará un análisis del significado connotado de la fotografía. Si bien cada sección se tratará de forma relativamente independiente, es importante destacar que las conclusiones están basadas en mi propio bagaje cultural. Digamos que estaré utilizando algunos de los símbolos universales y estereotipos del repertorio que fui almacenando de la sociedad en la que vivo. Por lo tanto, reconociendo a la fotografía como un mensaje sin código y continuo, se da por sentado que mi lectura sólo será una de muchas lecturas posibles.

 

  • Trucaje: En sí, la fotografía no parece haber sido demasiado intervenida luego de su captura. Aún así, si bien esto no quiere decir que no haya existido una edición posterior, se ve que el fotógrafo concentró su atención en la modificación del mundo denotado creando su propio escenario desde un inicio.

 

 

  • Pose: En principio, si se entiende a la pose como una reserva de actitudes estereotipadas, esta imagen tiene bastante para ser analizada. Como lectora, en ningún momento se me ocurrió pensar que la mujer fotografiada estaba viva. La verdad es que su tez pálida, ojos abiertos perdidos en la nada y tiesura corporal me remiten más que nada a un cadáver. Este hecho se suma a la evidente juventud de la mujer y a lo antinatural que puede resultar su muerte para el espectador. Además, el mismo cuerpo parece dar indicaciones del origen  de su muerte. Fuera de que está parcialmente sumergida y toda mojada, hay un halo rojizo y un tono particular en sus ojos y boca. Casi de forma automática pienso en las palabras “frío” y,  a pesar de no haberla vivido jamás, “hipotermia”.

 

 

  • Objetos: Como ya dije en la parte de la denotación, esta imagen abunda en objetos. Se nota que el fotógrafo seleccionó detalladamente cada uno de ellos creando asociaciones de ideas accesibles (y ligeramente inconscientes) para el resto. En principio, podría decirse que las almohadas, la sábana y las pantuflas son rápidamente asociadas con “el descanso”. Pero las persianas bajas remiten al encierro y las luces prendidas, junto a los platos y al salero de la mesa, al abandono. La planta caída tiene un significado muy potente y relacionable con la situación de la modelo: el ser vivo ahogado. Aunque ya de forma más complementaria, se puede hablar del reloj, típico marcador del tiempo; de los retratos colgados, que congelan el pasado; y de las paredes humedecidas por esas aguas que parecen recrear la expresión “hecha un mar de lágrimas” para la mujer de vestido blanco, color de lo puro.

 

 

  • Fotogenia: Se pueden ver dos tipos de luz. Por un lado está la que pretende ser artificial y, por el otro, la que parece provenir del exterior y simula un atardecer. Ambas poseen un tinte anaranjado, una calidez que se opone con el aspecto congelado del resto del escenario. Este contraste queda fortalecido por el reflejo de las fuentes lumínicas sobre el agua y, en conjunto, colaboran a la melancolía generalizada en la composición.

 

  • Esteticismo: Parece que esta fotografía hace referencia a un cuadro bastante conocido de John Everett Millais también titulado Ophelia. Se ve un esteticismo estereotipado ya que se crea la idea de cuadro sin llegar a serlo y mediante una significación sutil que es casi invisible para el espectador, especialmente para aquellos que o no conocen el cuadro o no han escuchado de la obra de Shakespeare. La principal diferencia entre las dos imágenes es que la segunda no trata la muerte prematura como su esencia y no como un significado.     ophelia-1

* Sintaxis: La imagen se podría definir como una sintaxis de primer grado alotópica. Esto se debe a que es una imagen única que produce elementos semánticamente contrastantes (como por ejemplo el cuarto inundado). En general se podría decir que los signos presentes tienen un vínculo constante o punto de encuentro. Apelan al tiempo congelado, la muerte prematura y el encierro de diferentes maneras o con ligeras variaciones de actitudes.

Anuncios

Ejercicio # 4 de Pose

PAV1 (2018) - Ej. 4 - Lareo, Guadalupe (Foto final)

Los últimos retoques

Para mi díptico decidí buscar diferentes maneras de representar el consumismo. Si bien el resultado terminó siendo más sutil de lo que esperaba o deseaba, elegí un escenario urbano en el cual circulan muchos autos y hay bastantes tiendas a los alrededores. Ya habiendo determinado más o menos el encuadre  que iba a usar, le pedí a mi modelo que probara con diversas poses guiándose a partir de los objetos que llevaba conmigo. Dada la importancia que tiene profundizar en torno a la connotación sería conveniente aclarar el criterio de selección que tuvo cada elemento.  El primero que quiero mencionar es la caja de Lucky Strikes ya que para mí los cigarrillos no sólo son un consumo, sino que también representan un elemento adictivo, un vicio normalizado socialmente. Después puedo hablar del maquillaje y del espejo. En este caso van muy de la mano y se asocian al tema ya que son objetos que, a mi entender, vuelven al sujeto en el mismo producto de consumo que constantemente busca mejorarse o actualizarse. Por último puede que salte poco a la vista, pero ella lleva una cruz católica colgada en el cuello. Le pedí que se la pusiera porque en algunos casos parece que la religión, por decirlo de alguna forma, es otro objeto de uso.    

En cuanto a los aspectos más estilísticos de la imagen tengo que admitir que no poseo demasiada experiencia guiando y no quería caer en las poses estereotípicas de las cuales se quejaron en la clase. Por esta razón me resultó un desafío tratar de guiar a la modelo en torno a mis propias líneas de pensamiento. La foto que seleccioné es una mezcla entre su propio accionar natural y mis sugerencias. Me agradó bastante el gesto concentrado y casi preocupado de su rostro y la posición de sus brazos, manos y (por más que parezca ridículo) sus dedos. Su mano derecha sostiene el rimmel y la izquierda, ya en un plano visual ligeramente más lejano, una parte del pelo. Gracias a esta postura y a la ubicación centralizada de ella se crea un triángulo que busca direccionar al ojo del espectador. Finalmente, otro aspecto de la foto es la paleta de colores que pude respetar, siempre manejando grises, verdes y marrones, aunque también quise desviarme un poco de ella al agregar el labial rojo (color complementario del verde).     

 

Valores Técnicos

  • Sensibilidad: ISO 400.
  • Lente: 18-55 mm.
  • Distancia focal: 26 mm.
  • Velocidad de obturación: 1/320 s.
  • Apertura de diafragma: 8.0 f.  

PAV1 (2018) - Ej. 2 - Lareo, Guadalupe (Foto final) (post).jpg

Título: Foto grupal

      En este trabajo decidí empezar a bocetar un tema que en realidad saltó a mi consciencia durante el transcurso de la semana. Ampliamente hablando se podría decir que es el consumismo, pero para la imagen que compuse en esta ocasión me quise orientar en el miedo a ser marginado. A simple vista, la foto muestra una fila con 12 vasos descartables que, en sus diferentes proporciones, ocupan esa mesa. Se ubican de manera ordenada y creando un semicírculo, siempre dejando que los nombres de los ex-propietarios estén legibles para el espectador. De hecho, una de las características más destacables en mi decisión de encuadre es esta presencia y ausencia simultánea del sujeto.  Por un lado, está el agregado de las sillas, simétricas y vacías, colocadas a los costados y al fondo. Éstas se encuentran pensadas para niños y “agrandan” los vasos mediante una distorsión de las proporciones conocidas por el ojo humano. Además, la presencia de los nombres escritos carga con un significado que va más allá de su función principal de almacenar una bebida: son el retazo de alguien que los usó y descartó. Y, dentro de este consumismo compulsivo y hasta algo repulsivo, el mismo vaso denota la necesidad humana de identificarse, de sentirse incluido en algo, aunque se trate de una integración muy ficticia e igual de descartable que el cartón.

Finalmente, es importante que destaque mis intenciones estilísticas dentro de la composición. Visto en retrospectiva pude haberme dado el privilegio de subirle a la exposición, pero sentí que esa clave baja le daría un aspecto adecuadamente lúgubre. La luz directa y cenital que cae sobre la mesa es perfecta para otorgarle el protagonismo a los objetos indicados. Y, en cuanto a la disposición de los vasos y encuadre elegido busqué inspirarme en esas típicas fotos de reuniones que ordenan a todos los integrantes en una fila sonriendo falsamente. Volviendo a la connotación de la obra, el ser invitado a una reunión equivale a pertenecer pero, en el caso de los vasos, es el comprar en una marca determinada lo que te integra dentro de un círculo.

 

Valores técnicos:

  • Modelo de la cámara: EOS rebel t3i
  • Lente: 18-55 mm.
  • Velocidad de obturación:1/13 seg
  • Apertura de diafragma: 5 f
  • Distancia focal: 18 mm
  • Sensibilidad: 400

Acercamiento al díptico #1

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El principal motor que me mueve para realizar este díptico es la cantidad de formas extrañamente similares que nos rodean en nuestro mundo y posiblemente fuera de él. Esta simbiosis hombre-naturaleza se presenta en múltiples campos. Para empezar, los primeros seres humanos creaban religiones o creencias basándose en la materia prima que tenían más cercana. Entre todos los casos que podría mencionar me acuerdo con particularidad de los los mayas: ellos creían que los dioses los habían creado a partir de maíz, su alimento principal. Y esto no es una interrogante que se limite geográficamente. Mucho más lejos y en otro tiempo, los griegos ya se preguntaban si estábamos conformados a partir de agua o si el primer ser humano había nacido del vientre de un pez. Hoy en día los científicos se plantean interrogantes parecidas a la hora de efectuar sus experimentos y posteriores teorías. Con esto no me haré una entendida en la ciencia. Sinceramente para mí la serie Cosmos de Netflix es suficiente como para dejarme con la mandíbula despegada pensando que una célula y una partícula en el espacio pueden tener la misma forma. Realmente creo que estas ideas pueden ser un muy buen punto de partida para proyectar el trabajo del díptico.    

En la parte superior de la hoja inserté tres imágenes que servirían como guía para lo que más o menos estoy buscando. Aún no sé si me quiero concentrar plenamente en paisajes naturales o si podría ser interesante experimentar con entornos urbanos. Tampoco sé si utilizaré tantos planos detalle pero, lo que sí afirmo que buscaré es una correspondencia en la escala cromática y en las formas.

En tercer lugar, en cuanto al universo sonoro debo confesar que no tengo una idea tan formada de cómo será. Por lo pronto me lo imagino como una serie de sonidos superpuestos en los cuales también trataría de fundir voces humanas con sonidos naturales pero, como ya dije, eso aún pertenece al mundo de las ideas platónico porque ignoro su grado de posibilidad para realizarse.  En fin, al final mi objetivo es proyectar esta simbiosis de la que hablaba pero por otro medio.

Finalmente, en las preguntas que mandaron a manera de guía en el mail se concentraron en algún posible punctum dentro de la imagen. Creo que en este caso podría darse al utilizar diferentes partes del cuerpo o marcas en el mismo que puedan ser entendidas socialmente como un “defecto” pero, en el fondo, presentadas como algo natural al lado del paisaje.

 

 

ENTREGA DE INTERVENCIÓN FOTOGRÁFICA

https://vimeo.com/265359172

EMPEZANDO A TRABAJAR

 

 

  • La imagen seleccionada.

PAV1 (2018) - Ej. 1 - Lareo, Guadalupe (ORIGINAL).jpg

Al comenzar este trabajo decidí seguir un consejo que se nos dio en clase y visitar el Mercado de Pulgas en Colegiales. Al poco tiempo de volver hice una reflexión en mi blog y, sinceramente, creo que pude documentar adecuadamente mis sentimientos tanto hacia los locales como hacia las fotografías que posteriormente compré.

“Ya lo había visitado en otras oportunidades y siempre me dio la sensación de estar internándome en una máquina del tiempo o en una dimensión paralela en donde las épocas de la humanidad pueden convivir con completa naturalidad. Si bien todos los negocios se dedican a los mismo venden objetos completamente diferentes; tienen mesas, sillas, lámparas, cuadros y otros muchos utensilios que esperan, por así decirlo, a tener una nueva vida  en manos de otro propietario. Esta sensación fue similar a la que me embarcó a la hora de seleccionar mis fotografías antiguas de la pila que me ofrecían en el local. Yo era esa nueva propietaria, esa mano que les brindaría una nueva vida. Pero… ¿en qué términos? En el fondo sólo podía preguntarme quién podía vender las caras de otra persona así como así. Intenté imaginarme algunos contextos posibles pero todos me llevaban a la misma triste conclusión. Evidentemente dichas imágenes, de una u otra forma, habían perdido la carga emocional haciéndolas desechables.”

Si bien la selección me terminó tomando su respectivo tiempo, volví a casa con tres fotografías guardadas entre las hojas de unos cuadernos para que no se arrugaran durante el trayecto. Para variar no me fue sencillo elegir cuál intervendría en esta ocasión. Contrapesé las posibilidades que me daban y, en una competencia reñida, ganó la que se ve en la parte superior de esta hoja. La compré por la sencilla razón de que la postura de su cuerpo no me dejaba en paz. Tan sólo en ella ya encontraba una cantidad decente de pinchazos como los que describe Barthes en La Cámara Lúcida cuando menciona al punctum. Transmite una seriedad impasible, incluso me atrevería a decir que quizás un poco de enojo. Y, detrás de esa máscara de calma, sólo esconde más secretos. La mano derecha que esconde detrás de su espalda parece ser culpable de algo o, como mínimo, cómplice. Ya sentada en mi casa vi que en el plano del fondo se acercaba una figura adulta llevando a un niño de la mano. Otro aspecto que me llamó fue la sombra de la mujer junto con la de los árboles.

Dentro de las consignas se nos pide mencionar qué clase de sonido nos imaginamos para esta escena. Me imagino un ambiente que destaque la presencia de naturaleza. Algo así como el batir de los árboles o el ruido del viento. La mujer está tan cerca que también se le debería escuchar respirar o incluso tararear. Me la imagino completamente en su mundo, ignorando a todo lo que la rodea tarareando una melodía irreconocible. Al final,  me parece que cualquier intervención que haga tratara de acentuar su aspecto anormal de calma o buscará resolver el misterio que proyecta. Es difícil determinar “el nuevo sentido” que estoy buscando pero quiero que grite en silencio la indiferencia que yo percibo que ella siente hacia el mundo.

  1. Las intervenciones hechas en el taller

El taller fue un espacio para encontrar pequeñas soluciones o motivaciones que después me guiaron. Es evidente que le he dado un buen uso al blog porque pude volver a rescatar fragmentos en los que analizaba la manera en la que terminé alterando las imágenes.

PAV1 (2018) - Ej. 1 - Lareo, Guadalupe (INTERVENIDA EN CLASE).jpg“Casi por accidente pude realizar un cambio inicial que me convenció bastante. Recorté una de las figurillas más pequeñas de la mujer y la coloqué en una versión mayor resaltando la perspectiva de la fotografía. En la clase ya habíamos visto los posibles efectos que podía tener la repetición pero acá me sirvió para incrementar la intriga sobre la desconocida”.A lo anterior puedo acotar que surgieron nuevos pinchazos, una emotividad e incomodidad ante la figura de la mujer repetida.

“De repente vi ese volcán gigantesco en una edición de “Muy interesante” y supe que lo quería detrás de mi protagonista. Un desastre natural de ese caPAV1 (2018) - Ej. 1 - Lareo, Guadalupe (INTERVENIDA EN CLASE2).jpglibre contrastaba con el rostro serio y rígido del primer plano. Ahora que veo este rústico pero útil resultado que empieza a bocetar un concepto que me atrae y pienso “esta tuvo algo que ver”. La estoy acusando de un crimen imposible. Pero, por patológico que pueda sonar, para mí ella posee una personalidad inventada. En esta nueva vida que yo le di un temple absoluto pero también es calculadora, inteligente, resentida y un poco malvada. Es una diosa que sabe premiar y castigar”.

INTERVENCIÓN FINAL  

Ya para la intervención final me entusiasmé con la imagen del volcán y con las posibilidades que brindaba. Si bien hubiera preferido prolongar la parte manual, la impresora y el escáner de mi casa dejaron mucho que desear y de ansiosa me terminé saltando directo al photoshop. Aún así, no me arrepiento porque ya tenía las ideas a desarrollar en mi cabeza y había estado estudiando ejemplos en internet, así que era cuestión de poner manos a la obra.

Creo que el mayor dilema fue la disposición del volcán en relación a mi protagonista. La moví de un lado a otro hasta que quedé satisfecha. A medida que fui avanzando en el proceso quise dejar que el humo del volcán excediera los límites del marco de la foto. De repente se abrieron horizontes y creí haber llegado a una mayor proyección de la magnitud de la explosión. ¿Por qué deseaba provocar esta sensación? Para que se viera más la indiferencia de la mujer. En el sonido también me esforcé por contrastar el tarareo femenino con el viento violento y los grujidos de una criatura desconocida. Es una escena de un completo desastre ignorado. Por esta razón he decidido bautizarla: “Como si nada pasara”.  PAV1 (2018) - Ej. 1 - Lareo, Guadalupe (INTERVENIDA FINAL).jpg

LINK DE VIMEO CON LA BANDA SONORA: https://vimeo.com/265359172

Intervención manual de las fotos

Estas intervenciones fueron realizadas el 12 de Abril del 2018 en la clase de PAV 1

e9a433f4-471e-40aa-9665-0a047273aa76.jpg

(Estoy escribiendo esto mientras escucho la selección de música que nos compartieron por el grupo de Facebook de la comisión). 

Debo confesar que en el taller del jueves pasado me vi bastante perdida a la hora de empezar a trabajar. Las otras fotografías de mi colección me seguían llamando poderosamente la atención, así que el primer paso importante que hice para ser productiva fue el decidir concentrarme en el desarrollo de una sola idea. En principio quise agregarle a la mujer del primer plano algún utensilio en la mano que esconde detrás de la espalda. Ya anteriormente había mencionado todo el misticismo que me provocaba verla en aquella posición tan extraña. A decir verdad la foto original es muy pequeña, así que si bien no es “la favorita de mi abuela”, tampoco me brindaba demasiado espacio físico para trabajar. En mi opinión era inevitable ampliarla de alguna forma, así le indiqué a la chica de las copias que lo hiciera en diferentes proporciones. Casi por accidente pude realizar un cambio inicial que me convenció bastante. Recorté una de las figurillas más pequeñas de la mujer y la coloqué en una versión mayor resaltando la perspectiva de la fotografía. En la clase ya habíamos visto los posibles efectos que podía tener la repetición pero acá me sirvió para incrementar la intriga sobre la desconocida.

a0a9a37c-18f7-4dd0-9a80-d1406e37c471.jpg84392677-5014-48b5-9c37-0e0fb934206b.jpg

Los siguientes agregados que puse no me agradaron tanto. Encontré una planta que encajaba a la perfección al ser empalmada sobre uno de los árboles, pero, fuera de esa coincidencia, no encontraba ningún incentivo a dejarla ahí. Me parecía que sobraba en la escena, así que la descarté rápidamente en mi lista imaginaria de opciones. Seguí estudiando mis revistas y separé un par de ojos. Para entonces yo tomaba decisiones con más idea del mensaje que deseaba proyectar. Esos iris flotantes en el fondo intentaban boicotear los intentos de la mujer para ocultar el contenido de su mano derecha. Ahora dejaban de ser un secreto.

08b95f91-8a3b-4b4d-b47d-6218afdca179.jpg

Desanimada por los intentos fallidos y la poca actividad que había logrado tener en el taller, me di vuelta para pedirle sus revistas a una amiga. De repente vi ese volcán gigantesco en una edición de “Muy interesante” y supe que lo quería detrás de mi protagonista. Un desastre natural de ese calibre contrastaba con el rostro serio y rígido del primer plano. Ahora que veo este rústico pero útil resultado que empieza a bocetar un concepto que me atrae y pienso “esta tuvo algo que ver”. La estoy acusando de un crimen imposible. Pero, por patológico que pueda sonar, para mí ella posee una personalidad inventada. En esta nueva vida que yo le di un temple absoluto pero también es calculadora, inteligente, resentida y un poco malvada. Es una diosa que sabe premiar y castigar.

 

Música que me inspira para el posterior desarrollo de la entrega: 

  • Karlheinz Stockhausen Telemusik
  • Apocalypse de Jean- Les ames crient avi 
  • Murray Shafer- Miniwanka 
  • Alva Noto- transit

Algunas intervenciones que me inspiraron

e7a016939710058eb2e41223fb12994e.jpg e7a016939710058eb2e41223fb12994e-1.jpg

A la hora de dar créditos, los usuarios de Pinterest no son los más eficientes del mundo así que no puedo determinar de quién son estas intervenciones. Fuera de ese molesto detalle quiero hacer aunque sea una breve mención de ellas. Primero es notable que transmiten una enorme expresividad valiéndose sólo de tres elementos: la foto de una persona, alguna variante de humo y un fondo plano. Después, también se puede destacar que resaltan una emocionalidad diferente. En la imagen del hombre en traje yo percibí que sus propios pensamientos hicieron que le estallara la cabeza y, en la de la mujer gritando, sólo puedo pensar en una crisis de ansiedad.